Páginas de importancia

Seminario de Ética( En Stand By) LCC. Joel Alfredo Manriquez Olguin

Loading...

miércoles, 24 de febrero de 2010

EL FORMALISMO A PRIORI DE KANT

Se dice que vive metódicamente y honestamente una vida dedicada por completo a la enseñanza y a la investigación filosófica.

Su característica es el racionalismo, el apriorismo y el formalismo.
Esto da un carácter de nobleza y altura moral.

Pero al fin de cuentas se trata de un espejismo, irrealizable en el plano netamente humano.
Por otro lado fundamentar la ética en un fin bueno cuya posesión nos perfeccione y haga felices, equivale a encauzar al hombre por el camino del egoísmo y de la tendencia a su propio bien.

Para Kant, el fundamento de moralidad es puro respeto al deber.  Una persona adquiere valor moral, no tanto por lo que hace, sino por la intención con que lo ejecuta. Si una persona cumple con su deber, alcanza el nivel legal; pero si, además, cumple con su deber movido sólo por el respeto o sumisión voluntaria a ese deber, entonces alcanza un nivel moral.

El fundamento de moralidad es, pues, el deber por el deber mismo. Si un mandato subordina lo mandado a otra condición o fin ulterior, entonces se llama Imperativo Hipotético, entonces el Imperativo Categórico es  aquel que manda algo de un modo absoluto. Aquí la ética es función de la razón, su pensamiento es excesivamente racionalista, al grado de asemejarse al puritanismo y al estoicismo.

El acierto al pretender fundar la moral en función de un principio interno, como es la buena voluntad.